Sin virus, sin sectores dañados y con mucha información.

01:36 am – eldiscoduro – Yammine//
La despedida desgarra a los Núñez

<div style='display:none'>01:36  am – eldiscoduro –  Yammine//</div> La despedida desgarra a los Núñez

May 31, 2016

Amigos y maestros de Sebastián (4) y Merly Núñez (14) viajaron ayer desde el municipio Santa Rita hasta la urbanización Villa Chinita, en San Francisco, para despedirlos. Los cuerpos de los dos pequeños reposaban en la sala de la casa de su abuela. Al llegar a la residencia, a las 9.00 de la mañana, se enteraron que una hora antes había muerto Melanny Núñez (8), la segunda de los tres hermanitos. El sepelio se postergó unas horas. Hoy los despedirán a los tres.

Las pequeñas urnas de los hermanitos las acomodaron una al lado de la otra. Las adornaron con flores de colores. Ninguno de los asistentes pudo ver sus rostros por última vez. Los ataúdes los sellaron. 

En la pequeña sala no quedaba espacio. Aglomerados, a los dolientes no les importó el calor ni que sus cuerpos tropezaran. El llanto se hizo colectivo. Hubo gritos y reproches. “Los niños no merecían morir así”. 

A la casa de los Núñez se acercaron tres de los integrantes de la agrupación juvenil Índigo. Interpretaron cuatro canciones. Los presentes se unieron al coro cuando entonaron el tema Yo te extrañaré de Tercer Cielo. El canto se confundía con los gritos de los padres de las tres víctimas. Pedían que se levantaran de sus urnas. Suplicaban que acabara tanto dolor. Los esposos se quedaron sin hijos.

Todos se compadecían de Mary Gil, madre de los pequeños. Cuestionaba su desgraciada. Ella sobrevivió y sus tres angelitos no. Sus gritos, su llanto, su dolor contagiaban a todos. Repetía constantemente que necesitaba despertar de esta pesadilla.

Grupo Yammine

Eddy Núñez, tío de los  niños, comentó que sus tres sobrinos recibirán cristiana sepultura en el cementerio La Chinita. “Juntos como siempre estuvieron”. 

El fin de un sueño

Yeselín Ortigoza, coordinadora de cuarto año de bachillerato de la unidad educativa Simón Rodríguez, recordó a Merly como una excelente niña. Extrovertida, deportista  y carismática. Estudiante de cuarto año de bachillerato. 

“Siempre brillaba más que otros alumnos por su forma de ser, soñaba en grande y quería ser una gran bailarina”. La última presentación la tuvo en su colegio el pasado jueves. Se escapó de su casa para hacer su sueño realidad, “bailar”.

A medida que pasaban las horas, en la urbanización se congregaban amigos y conocidos de la familia. Vestían de luto. Sus caras largas y demacradas resumían el malestar de los Núñez.

Momento fatal

Los hermanos Núñez viajaron desde La Rita para visitar al abuelo materno. Llegaban a la casa, en la vía a Perijá, cuando un borracho estrelló su Ford EcoSport, plateada, placa AF187YA, contra el Fiat 132 rojo, donde viajaban los niños junto a su primo, Yórgenes Portillo; y su esposa embarazada, Kimberling Olano, de 22 años. 

Merly Paola Núñez Gil (14) al ver que su hermanito Sebastián había quedado atrapado, regresó a auxiliarlo. El tanque de la gasolina explotó por segunda vez y los dos se carbonizaron. Melanny ingresó al Hospital Coromoto con quemaduras en 90 por ciento de su cuerpo y murió ayer. 

A Olano le hicieron una cesárea. Su bebé, Yogerbelin Sofía, y ella permanecen en la UCI del Coromoto. Portillo permanece en la Unidad de Quemados. 

 

Los niños de la agrupación Índigo rindieron homenaje a las víctimas. (Foto: Cortesía)

Grupo Yammine

Tags: Familia

Con información de: La Verdad