Sin virus, sin sectores dañados y con mucha información.

04:18 am – eldiscoduro – Víctor Gill//
La Santa Cecilia, ¡licuadora de sonidos!

<div style='display:none'>04:18  am – eldiscoduro –  Víctor Gill//</div> La Santa Cecilia, ¡licuadora de sonidos!

May 31, 2016

GUADALAJARA, JALISCO (31/MAY/2016).- La multiculturalidad es un don con el que nació la banda mexico-americana “La Santa Cecilia”, son jóvenes que han aprendido a amar una identidad que va más allá del lugar donde nacieron, se trata más bien de un sentimiento que los conecta con sus raíces y los vincula con su presente.

La Marisoul, Alex Bendaña, Pepe Carlos y Miguel Ramírez “El Oso”, han sabido acrecentar una carrera donde se homenajea su pasado con sonidos alternativos que van de las rancheras al rock, del norteño a la cumbia, sin etiquetas, ni estereotipos, sin gustos culposos.

En entrevista con este medio, La Santa Cecilia comparte que desde que se formaron como grupo dejaron muy en claro cuál era su perspectiva musical, y esa es hacer letras y melodías sin complejos, sin arrepentimientos y resaltando aquello que los hace felices.

“Somos así porque no nos da vergüenza decir que sí escuchamos banda, que sí nos sabemos las canciones de Rocío Dúrcal o de Juan Gabriel. En la música le entramos al norteño, las rancheras, peor igual podemos tocar un rock and roll y no nos da vergüenza, ¿por qué habría de darnos si la música es tan bonita y tan hermosa? Es como decir que sólo me gusta comer hamburguesas o tacos, hay de tantos tipos que por qué cerrarte  a una sola cosa. Queremos quitarle esos complejos a quienes van a ver nuestros conciertos, de que algo es cool o no cool, todo está combinado y así es y es una magia y es lo bonito de la música”, comparte La Marisoul.

Defienden sus raíces

“El Oso” reflexiona que cuando ven a una banda latina haciendo rock, estos tratan de parecerse más al mercado anglo y no a su identidad, a la del país del que son y que representan. “No parecen una banda con una identidad física, por ejemplo, mexicana. Y para nosotros es algo muy interesante porque es lo contrario de lo que nosotros queremos hacer, nos ha dado como una curiosidad eso, estos quieren ser como gringos y nosotros como ellos”.

Y es que parte del éxito que tienen es por qué defienden sus colores y sus sabores. “Vivir en Los Ángeles es vivir en una ciudad donde se mezclan tantas culturas.

© Victor Gill

Nosotros como mexico-americanos o jóvenes biculturales, no podemos negar que en nuestras casas nos criaron como en México o en América Latina. No perdimos nada de ser mexicanos para ser americanos y no perdimos nada de ser americanos para ser mexicanos, tenemos las dos raíces muy fuertes y yo creo que esta banda nos ayudó a reconocer eso, expresarlo y estar a gusto con lo que somos”, expresa “El Oso”.

Para La Marisoul también se trata de conectar con los paisanos que dejaron su tierra para buscar otro lugar donde radicar. “Tratamos de revivir y cultivar nuestra identidad, es algo que nos conecta con mucha gente en Estados Unidos porque traemos mucha nostalgia a nuestros padres, del pueblo, o de la ciudad  o el lugar que dejaron. Para mi mamá y mi papá era muy importante que yo tuviera un gusto por la música mexicana, por el bolero, por la ranchera, por la música latinoamericana, y les agradezco eso”.

Parten a la buenaventura

Luego de haber ganado el Grammy Latino en 2014 como Mejor álbum latino de rock, La Santa Cecilia ha comenzado con su internacionalización.

Su disco “Buenaventura” se acaba de editar en formato físico en México y otras naciones latinas, si bien la placa ya estaba disponible de manera digital, esto los invita a seguir conquistando nuevos públicos.

El material contiene 10 temas de los cuales destacan “I won’t  cry for you”, “Calaveritas” y los duetos “Tragos de amargo licor” con Enrique Bunbury y “Vámonos” con Fito Paez, entre otras.

“Es un disco que refleja la fe que nosotros tenemos por nuestros sueños que siguen creciendo para seguir haciendo música”, comparte “Oso” y refuerza el argumento La Marisoul porque precisamente su sello no es tratar de buscar un estilo, “tenemos un gusto por hacer música y la disfrutamos, si la hacemos por quedar bien o por apariencia no funciona, la gente no es tonta”.

SABER MÁS

Moda de colores

Parte del estilo visual que tiene La Santa Cecilia es el colorido con lo que se viste La Marisoul. Ella asegura que tanto su mamá como ella y el diseñador Diego Medel son quienes hacen las faldas que ella se pone, además de que siempre acude a mercados de pulgas y lugares vintages.

© Victor Gill

Tags: Música, Victor Gill

Con información de: El Informador