Sin virus, sin sectores dañados y con mucha información.

06:50 am – eldiscoduro – Gonzalo Morales//
Necesidad de hablar del medio ambiente

<div style='display:none'>06:50  am – eldiscoduro –  Gonzalo Morales//</div> Necesidad de hablar del medio ambiente

May 31, 2016

La tercera edición del Festival Internacional de Cine Ambiental (Finca), organizado por el Instituto Multimedia DerHumALC –la misma asociación que encargada de la muestra de cine de Derechos Humanos–, se de-sarrollará desde mañana y hasta el miércoles 8 de junio. A lo largo del Finca podrán verse 56 producciones, entre largometrajes, cortos y mediometrajes de ficción y documentales de 24 países de los distintos continentes. Se realizará en diez sedes y el epicentro de las proyecciones será el Espacio Incaa Km 0 Gaumont. Vendrán 19 invitados internacionales y, además de la proyección de los films, se planificó una extensa agenda de actividades especiales, charlas, conferencias y mesas redondas.

“Después de la segunda edición del Finca notamos que hacía falta este tipo de festival de cine ambiental, donde se enfocara la problemática desde lo social y desde los derechos humanos”, comenta la directora de la muestra, Florencia Santucho. “Por lo tanto, quisimos remarcar nuevamente esa trayectoria y poder hoy convocar a una muestra más fuerte, con una programación más amplia”, agrega.

El Finca tiene una competencia internacional y una latinoamericana –donde se exhibirán varias películas argentinas–, pero también está dividido en secciones temáticas: Madre tierra (Pueblos originarios, biodiversidad), Justicia climática (Cambio climático, migrantes y refugiados), Horizontes energéticos (Explotación energética y buenas practicas: hidrocarburos, energía nuclear, represas, minas, energía solar y eólica), Econciencia (Proyectos urbanos, de arquitectura, reciclaje, consumo responsable, agricultura orgánica, etc.) y Soberanía Alimentaria (Soberanía, seguridad, consumo).

La última sección es uno de los ejes de esta edición. “Dentro del debate ambiental a nivel mundial, estamos queriendo hacer foco en la soberanía alimentaria como eje sobre el cual basarnos para empoderarnos como pueblo y poder reafirmarnos dentro de la propia identidad. La semilla nativa, los recursos naturales de cada pueblo, son fundantes para poder marcarnos como continente latinoamericano. Entonces, la soberanía sigue siendo un componente que reúne en pos de un objetivo común positivo y propositivo. Así que queremos una vez más proponer el Finca como espacio de difusión, debate entre los actores sociales, los comunicadores, los cineastas y los especialistas que busquen conseguir un ámbito estratégico”, expresa Santucho.

Como puede notarse, el festival entiende el concepto “medioambiente” en sentido amplio. Así lo demuestra la elección de las variadas secciones. Santucho considera que esto es así porque el tema del medio ambiente se fue redefiniendo en los últimos años: “Al ver la variedad de producciones audiovisuales que han surgido en los últimos diez, quince años, noto un mayor interés en tratar desde lo cinematográfico la problemática ambiental, pero con unas herramientas prácticas como para poder construir alternativas coherentes y contundentes en torno al problema del cambio climático como así también a propuestas positivas de utilización de recursos naturales”.

Uno de los documentales que integra la competencia internacional es el peruano Hija de la laguna, que sigue los pasos de Nélida, una mujer de los Andes que habla con los espíritus del agua. El hallazgo de un yacimiento de oro amenaza con destruir la laguna que ella considera su madre. Para evitarlo, Nélida se suma a la lucha de los campesinos de la zona que temen quedarse sin agua, enfrentándose a la minera de oro más grande de Sudamérica. Coproducción germano–suiza, La buena vida es un documental que presenta la historia de Jairo Fuentes, joven líder de la comunidad de Tamaquito, que vive en los bosques del norte de Colombia.

Divo Gordo

Pero los recursos naturales de la comunidad Wayúu están siendo destruidos por la extracción de carbón en la mina El Cerrejón: el enorme agujero, que con 700 kilómetros cuadrados es la mayor mina de carbón a cielo abierto del mundo, devora progresivamente un paisaje que una vez fue virgen. Jairo, decidido a evitar una expulsión violenta de su comunidad, empieza una lucha en la selva que pronto se convertirá en una lucha por la supervivencia.

La tierra roja es una ficción que tiene como protagonista a Pierre, quien trabaja como capataz en el obraje de una multinacional en plena selva misionera, desmontando bosques y plantando pinos para fabricar papel. Pasa sus días entre su rudo trabajo en el monte y entrenando un equipo de rugby juvenil con pasión. Hasta que se enamora de Ana, una maestra rural preocupada por los problemas que el uso indebido de agroquímicos está provocando en la población. Él intenta mantenerse indiferente, hasta que un levantamiento se extiende entre los residentes, forzándolo a elegir un bando.

Al festival llegará como invitada Marie Monique Robin, directora de films emblemáticos de denuncia sobre temas de medio ambiente como El mundo según Monsanto. El Finca ha planificado una retrospectiva de esta directora y otros de sus films que se exhibirá es ¡Crecimiento sagrado!: su más reciente documental parte de la crisis económica, social y ecológica que se instaló indefinidamente en Europa y en todo el mundo. El film plantea cómo la frase “volver al crecimiento económico” se vuelve un concepto invocado sistemáticamente por líderes políticos tanto de derecha como de izquierda, y que “funciona” como la llave maestra “indispensable” que permitirá salir del túnel. Desde Canadá llegará el documental Esto lo cambia todo: Filmado a lo largo de cuatro años, durante más de 211 días, en nueve países y cinco continentes, es un intento épico de repensar el desafío del cambio climático. Dirigido por Avi Lewis e inspirado en el bestseller internacional de no ficción de Naomi Klein, Esto lo cambia todo muestra siete retratos impactantes de las comunidades afectadas por el cambio: desde la cuenca del río Powder en Montana hasta las Arenas de Alquitrán de Alberta, desde la costa de India del Sur hasta Pekín y más.

A través del cine, el Finca permite observar las distintas maneras de enfocar la problemática del medio ambiente de acuerdo a cada país y continente. “Si se lo arma en bloques es posible notar que respecto de Europa y Norteamérica, lo que es el sur del mundo como Africa y Latinoamérica tiene un abordaje distinto”, explica Santucho. La directora del Finca también lo atribuye a que en los últimos diez o quince años “hubo algunas políticas que sostuvieron planteos de sostenibilidad económica dentro de las propias políticas de algunos gobiernos. En el norte, los problemas de cambio climático fueron tan grandes que los síntomas se sintieron rápidamente. En el sur del mundo, todavía recibimos los desechos de ese Primer Mundo. Y dentro de esa visión y de esas historias de vida está la supervivencia en ese contexto, pero también hay elementos propositivos de transformación. Entonces, hay más experiencias de proyectos sustentables, de agroecología o visiones de los pueblos originarios que compiten con los planteos del Primer Mundo que, por lo general, tienden a buscar historias fuera de éste. Es muy poco común que se cuenten planteos sobre aspectos negativos sobre ese Primer Mundo. En cambio, al sur lo venimos trabajando con muchísima mayor visibilidad”.

Entre las actividades especiales se destaca la muestra fotográfica El costo humano de los agrotóxicos, de Pablo Piovano, fotógrafo de Página/12. La muestra denuncia lo que señala el título con imágenes que Piovano registró en blanco y negro a lo largo de distintos pueblos de la Argentina. Podrá verse hasta el 10 de junio, de lunes a viernes de 9 a 21 y los sábados de 10 a 13 en el Centro Cultural Paco Urondo (25 de Mayo 201).

* Para conocer la programación completa, fechas, horarios y sedes de proyección y de actividades especiales puede consultarse la página imd.org.ar/finca .

Divo Gordo

Tags: Colombia

Con información de: Pagina 12