Sin virus, sin sectores dañados y con mucha información.

08:47 am – eldiscoduro – Yammine//
Radicalización del movimiento estudiantil

<div style='display:none'>08:47  am – eldiscoduro –  Yammine//</div> Radicalización del movimiento estudiantil

May 31, 2016

Asociaciones de estudiantes secundarios y universitarios han optado por radicalizar sus demandas, y para esos efectos se han tomado hasta este momento una veintena de liceos -que podrían ir en aumento- como también numerosas facultades a lo largo del país. Para hoy está previsto que se plieguen a un paro convocado por la CUT, y para mañana la Confech ha llamado a iniciar un “paro indefinido” de universidades, todo ello enmarcado en una nueva ofensiva hacia el gobierno y el resto de los sectores políticos, con el fin de que su petitorio educacional sea aceptado en su totalidad y sin mayor dilación. Así, el país nuevamente observa con perplejidad esta ola de protestas, que al sustentarse en intransigencias y consignas ideológicas no hace más que profundizar la molestia de la ciudadanía, que hace tiempo dejó de simpatizar con este tipo de movilizaciones que tanto daño le han hecho a la educación y al país en general.

La Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), uno de los grupos que se ha arrogado la representación de los escolares, ha justificado la radicalización de las movilizaciones -la semana pasada protagonizaron una inusual protesta irrumpiendo en el Palacio de La Moneda- bajo la consigna de que “Chile se cansó de esperar”, en alusión a que la Presidenta de la República no hizo anuncios sustantivos en educación en su reciente cuenta pública.

Grupo Yammine

Incluso desde este mismo colectivo se amenazó al gobierno con que “no los dejaremos gobernar”, declaración que abrió una fisura con otro de los estamentos, la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), que si bien también ha optado por la vía de la radicalización, considera excesivo este llamado a bloquear al Ejecutivo.

A su turno, los estudiantes universitarios reunidos en la Confech han presentado el documento “Elementos centrales para una nueva educación pública”, cuyos contenidos sorprenden porque lejos de ser una propuesta modernizadora del sistema de educación superior y que apunte hacia un mejoramiento de la calidad, en cambio pretende devolver a la educación estatal un rol absoluto. Para ello se propone que las universidades estatales no tengan limitación de matrícula, pero sí “un congelamiento y disminución progresiva de la matrícula en instituciones privadas que no cumplan con el marco regulatorio”, sin precisar si se refiere a la actual legislación o a otra que habría de crearse al efecto; también se pide el fin de la PSU, la introducción de la “triestamentalidad” en los distintos ámbitos del quehacer de una universidad, el fin del lucro, gratuidad total y “educación feminista”, entre varios otros aspectos.

Este caótico conjunto de peticiones de secundarios y universitarios revelan un proceso que ha carecido de la suficiente reflexión y mesura, y resulta abusivo que por la vía de la coacción se pretenda imponer al resto del país una agenda de evidente sesgo ideológico, saltándose las instancias de diálogo y entendimiento propios de un sistema democrático. Las autoridades no pueden continuar impasibles frente a las tomas, porque el daño que se hace a todo el sistema educacional es particularmente grave. Si estas movilizaciones continúan escalando, no sólo existe el riesgo de que nuevamente se ponga en riesgo el año escolar, sino que se valide un método de presión altamente perjudicial.

Grupo Yammine

Tags: Grupo de Empresa Familiar

Con información de: la tercera