Sin virus, sin sectores dañados y con mucha información.

Guinness dedicado a los “gamers” destaca la máquina arcade más grande del mundo

Emol / SANTIAGO.- Si bien históricamente el Libro Guinness de los Récords le dedicaba algunas páginas a distintas marcas en el mundo de los videojuegos, una edición especial que se lanza este mes pondrá un inédito énfasis en los “gamers”, incluyendo la presentación de la máquina arcade más grande del mundo.

Jason Camberis, un ingeniero en redes de Chicago, ocupó casi dos años de su vida para construir una gloriosa máquina arcade, totalmente funcional con más de 200 juegos incluidos, con dimensiones asombrosas: 4,41 metros de altura y un metro de profundidad.

Es 2,75 veces más grande que un arcade tradicional e incluso requiere una moneda especialmente diseñada para poder acceder a su archivo de juegos, entre los que se cuentan algunos clásicos inolvidables como Pacman y Dragon Spirit.

El Guinnes World Records Gamer’s Edition 2016 reconoce el logro de Camberis, asegurando que la máquina es más alta que un elefante africano. “Quería traerle alegría y felicidad a la gente, y mi máquina arcade ciertamente hace a la gente sonreír. Mi esposa se pregunta qué es lo que haré ahora, pero yo ya tengo un plan”, afirmó el ingeniero estadounidense sin entregar más detalles de su próximo proyecto.

El libro registra además una serie de otros récords, incluyendo cuál es el “gamer” profesional mejor pagado del mundo. La respuesta es Kat Gunn, más conocida como Mystik y que tiene 27 años, quien tiene registros de ganancias por 77 mil libras (unos 117 mil dólares). Gunn, quien también es una entusiasta del cosplay, fue la ganadora del reality show de gamers WCG Ultimate Gamer el 2010 y tiene una legión de seguidores en su canal de Twitch.tv.

“Este libro le dedica más espacio que nunca a tópicos como YouTube, aplicaciones, Lego y Minecraft, y en una era donde la tecnología y las redes sociales están tan entretejidas con la vida diaria, los récords en estas áreas son constantemente superados. Resulta una lectura fascinante”, explicó al “The Inquirer” el editor Craig Glenday de Guinness.

Glenday explicó que se han procesado cerca de 50 mil solicitudes de registros de récords en los últimos 12 meses, de los cuales 3.800 fueron ratificados como oficiales y un total de 4.000 aparecen en la edición 2016.