Sin virus, sin sectores dañados y con mucha información.

Posees Internet, sin dudas tienes Spam

Diario Libre / A  propósito de la aprobación a mediados de este año de la ley anti Spam, en nuestro país y las sanciones que esta conlleva, he querido compartir con ustedes sobre el origen y algunas informaciones del mismo.

¿Quién de nosotros no ha recibido un spam, en su cuenta de correo, un SMS u otra forma de información no solicitada? Todos hemos tenido nuestros buzones llenos de mensajes de una adinerada mujer u hombre de Nigeria que quiere hacernos groseramente ricos, o de promesas de alargar partes del cuerpo.

Investigando en la Red, nos dimos cuenta que originalmente la palabra Spam surgió como abreviatura de ?spiced ham? (jamón con especias), y fue la marca usada por la empresa charcutera estadounidense Hormel Foods en 1957, cuando lanzó al mercado su nuevo producto de carne. Durante la Segunda Guerra Mundial lo usaron como alimento los soldados británicos y soviéticos.

El grupo británico de humoristas Monty Python se burló de él en una famosa escena cómica que proporcionó la fama definitiva al término: cuatro vikingos leen un menú que ofrece muchos platos, pero todos contienen SPAM, y empiezan a gritar la palabra: ?¡Al rico SPAM!?. De ahí la asociación con una cosa abundante que nadie quiere, como el correo electrónico ?basura? que llega masivamente a nuestros buzones, el spam.

Si bien el uso de la palabra spam para referirse a esta práctica data de los años 80, la conducta misma de enviar correo no solicitado se remonta incluso hasta 1864, cuando se empleaba el telégrafo para enviar ofertas de negocios dudosas a norteamericanos adinerados.

El caso de spam que populariza el uso de este nombre tiene lugar en 1994, cuando dos abogados de Phoenix publican un mensaje publicitario relacionado con la lotería de ?green card? de los Estados Unidos. Este mensaje es publicado el 12 de abril en USENET, a través de un script que publica en cada foro de mensaje (newsgroup), causando que el mensaje se replicara varias miles de veces (una vez en cada foro). Si bien el término spam ya había sido usado antes para describir conductas similares, es este caso, y el uso posterior de software para enviar e-mail basura a grandes grupos de personas que no lo habían solicitado, lo que populariza el uso del término hasta hacerlo ubicuo.

A pesar de ciertos esfuerzos hechos para controlar el envío de correo no solicitado (como la ley CAN-SPAM en Estados Unidos, considerada insuficiente en muchos sentidos), en la actualidad, el spam según un estudio de la empresa de seguridad Bitdefender, el 90% de 264 billones de e-mails enviados cada día son spam.

Además, aproximadamente el 10% de ellos contienen archivos adjuntos con malware, lo que resulta en un total de 300 millones de correos infectados con archivos maliciosos cada día. Casi el 30% de ellos son páginas HTML, un 6,26% son documentos DOC, y también son comunes las imágenes, hojas de cálculo, archivos PDF o incluso de audio y vídeo.

Por todo esto queremos recomendar que la mejor forma de evitar el spam es tener cuidado al momento de suministrar nuestros correos electrónicos, y en qué lugares lo hacemos, deberíamos de hacer un hábito el utilizar una dirección de e-mail temporal de esas gratuitas de Gmail, Outlook o Yahoo para publicarlas en lugar de suministrar la dirección que utilices habitualmente. Si luego tienes que prescindir de ella no afectará a tu buzón personal.

Otra recomendación es sustituir el símbolo @ por la palabra ARROBA (en mayúsculas) al dar su e-mail. Y por último, revisar si la política de privacidad permite a la compañía vender a terceras personas tu correo. Si esto fuera así, no envíes tu dirección de correo a estos sitios; si no encuentras la Política de Privacidad, te parece sospechosa o no tienes claro quién es el responsable de un web, es mejor que no les des tu e-mail.

Responder

Identificado como Identificado Para escribir un comentario