Sin virus, sin sectores dañados y con mucha información.

Uber le quita el empleo a los taxistas de Brasil, afirma Dilma Rousseff

Uber le quita el empleo a los taxistas de Brasil, afirma Dilma Rousseff

Sep 7, 2015

La Nacion / La presidenta de Brasil Dilma Rousseff criticó el polémico servicio de transporte Uber porque a su juicio le quita el empleo a los taxistas.

“Creo que Uber es complejo porque le quita el empleo a muchas personas. (…) depende también de la regulación de cada ciudad, de cada estado, porque no es el gobierno federal el que decide eso. Le quita a los taxistas su empleo”, dijo la mandataria en una rueda de prensa.

Se trata de la primera declaración de Rousseff sobre este servicio que vincula a pasajeros con choferes particulares, cada vez más popular en las principales ciudades de Brasil y que ha generado varias manifestaciones de taxistas que piden una mayor fiscalización de las autoridades.

Rousseff dijo no obstante que “se debe tener una posición más ponderada” en relación a los avances de la tecnología, según rescata la agencia AFP. “La tecnología altera, lo sé porque mi abuelo hacía sillas de caballo, imaginen lo que pasó con su empleo cuando aparecieron los autos. La vida es así”, reparó.

Uber registra autos particulares para ofrecer un servicio de transporte paralelo al de los taxis. Los vehículos no están sujetos a la burocracia de permisos municipales e inspecciones de ley, ni pagan impuestos.

El servicio ya ha provocado grandes conflictos en países europeos, en especial Francia .

El concejo municipal de San Paulo tratará la semana próxima un proyecto de ley para prohibir el sistema .

Respuesta neoyorquina Los taxistas de Nueva York, que como los de otras metrópolis se ven en grandes apuros por la competencia que supone Uber , comenzaron el contraataque: ahora ofrecen vehículos más cómodos y una aplicación de reservas en línea.

La semana pasada, la minivan NV200 de Nissan se convirtió oficialmente en el modelo de referencia que todas las compañías deberán comprar a medida que renueven su flota.

  Los nuevos taxis oficiales de Nueva York.   

Estéticamente, este taxi no es ni remotamente parecido al emblemático coche inmortalizado por Martin Scorsese en “Taxi Driver”. Pero tiene otras ventajas: asientos cómodos, control individual de aire acondicionado, espacio para cuatro personas en la parte trasera, cargadores de teléfonos y techo panorámico.

Cerca de 800 minivans NV200 amarillas ya recorren las calles de Nueva York. “En promedio, los propietarios de taxis en Nueva York compran o reemplazan cerca de 2600 vehículos por año”, según un portavoz de Nissan. Por tanto, de aquí a cinco años la mayoría de los 13.000 taxis amarillos de la metrópolis ya deberían ser NV200.

Al imponer este modelo (excepto en caso de que se compre un vehículo de motor híbrido), las autoridades locales buscaron revalorizar el servicio que ofrecen hasta ahora los taxis tradicionales, que están siendo desafiados por la irrupción de Uber en el mercado.

El otro frente en el contraataque del ejército amarillo es una aplicación para teléfonos inteligentes: se llama Arro y fue lanzada oficialmente la semana pasada.

La reserva de taxis es un servicio que casi no existía en Nueva York, donde sólo se consigue un coche llamándolo en la calle. Arro ahora propone un sistema de reserva en base a puntos similar al de Uber, a través de la geolocalización. El usuario ve en su teléfono dónde están los taxis más cercanos y puede tener un estimado del tiempo que demorarán en buscarlo.

Luego de una pulseada con la firma californiana, el alcalde de Nueva York suspendió, a fines de julio un proyecto que buscaba poner límite al crecimiento de vehículos Uber. .