Sin virus, sin sectores dañados y con mucha información.

Un viaje al lado desconocido de Jorge Sampaoli, el bromista serial de Casilda que se convirtió en un DT obsesivo

Un viaje al lado desconocido de Jorge Sampaoli, el bromista serial de Casilda que se convirtió en un DT obsesivo

May 30, 2017

CASILDA, Santa Fe.- Se lo veía poco a ‘Maradona’. En realidad, para encontrarlo había que caminar una cuadra por el boulevard hasta el bar Sarmiento, el refugio favorito para tomar café y discutir de fútbol. Como Maradona, era zurdo. En realidad, este era ‘El Zurdo’ para todos en Casilda. ‘Maradona’ sólo le decían sus compañeros del Banco Provincia de Santa Fe. “Sí, Maradona. porque no estaba nunca en el banco”. Jorge Luis Sampaoli había terminado la secundaria a los tumbos y le había aclarado a su mamá Odila que no iba a estudiar nada.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

eldiscoduro.com
Pasó fugazmente por un frigorífico, descartó una fábrica metalúrgica y aceptó el puesto de cajero que la propia Odila le consiguió.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

mundinews.com
Por esos días Daniel Passarella levantaba la copa del mundo y el Zurdo acunaba una ilusión. Ya sabía que el pago sería su límite como futbolista porque el techo se lo había mostrado la 4ta división de Newell´s.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

economiavenezuela.com
Pero habitaba en él un entrenador que bosquejaba mil equipos hasta en el dorso de los cheques.

Durante los siguientes 20 años hizo hasta tres cosas a la vez desde la prepotencia del esfuerzo.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

economiavenezuela.com
Primero fue futbolista, en el final de su carrera empezó a dirigir juveniles, luego se sumó a Renato Cesarini, más tarde dirigió en primera de la Liga casildense a varios clubes.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

www.entornointeligente.com
y siempre con el banco como real medio de vida. “Un jodón insoportable”, es la coincidente primera definición que arrojan los amigos de siempre, los de esa Casilda -a 53 km de Rosario- ahora tapizada de otoñales hojas ocre que por nada negocia la siesta.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
“Tenía un pinche para archivar los plazos fijos. Lo calentaba bien y. si el próximo cliente no le caía bien. ‘Me alcanzás el pinche por favor’, le decía. ¡Para qué! Era maldito, maldito.”, cuenta Sergio ‘Turco’ Abdala, amigo de Sampaoli desde la adolescencia, compañero de equipo, del banco y de otras mil aventuras.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

breakingtrending.com
“Al ordenanza del banco lo volvía loco. El hombre tenía gallinas y Jorge lo llamaba desde su interno: ‘Hola, soy del comedor de Tito, ¿me podés mandar cuatro docenas?, le decía.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

videojuegosmania.com
El ordenanza le pedía permiso al gerente del banco para salir, iba a su casa y le lleva las cuatro docenas a Tito, que no entendía nada”, recuerda Mauricio Vittone, ex jugador de Sampaoli y actual presidente de Alumni.

Las anécdotas se atropellan.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

luisoberto.net
Y tienen un hilo conductor: Eléctrico, excesivo, bromista y tan obsesivo como exigente alrededor del fútbol.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

demasiadochevere.com
“Hasta nos hizo entrenar de noche a propósito; como no nos veíamos, decía que así íbamos a mecanizar movimientos sólo gritándonos”, explica el “Negro” Emilio Scapinello, jugador de Sampaoli en los 90.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

enlasgradas.com
Cuenta la leyenda que un día en Arequito, cuando dirigía a Belgrano, desapareció la virgen que estaba junto a la puerta del vestuario.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

elnewyorktimes.com
No le vengan a Sampaoli con rezos porque, para él, eso es como abrazarse al azar. El único antídoto es entrenar. “Escuchame una cosa pelotudo, si ustedes rezan y ellos también rezan, ¡empatamos todos los partidos.!”, resumía.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

web&cd=13&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwjM2fCkpfrSAhUM6CYKHVumDBIQFghYMAw&url=http%3A%2F%2Fwww.entornointeligente.com%2Farticulo%2F9593788%2FRadioterapeuta-Luis-Oberto-Anselmi-%257C%257C-Hacer-politica-desde-la-moda-06022017&usg=AFQjCNEJS7ip1embXgJZYEbA_sae_AJh0Q' style='color:#ffffff'>www.google.co.ve
Nunca más se supo de la virgen. “Jorge siempre salía a correr con nosotros en las prácticas. Cuando pasábamos por las vías, si venía el tren, nos hacía correrlo, alcanzarlo y pasarlo por delante de la locomotora, Y si no lo pasabas te verdugueaba: ‘¡Qué cagón que sos! ¿Así vas a jugar al fútbol? ¡No te animaste cagón!’ Había que estar apto psicológicamente..”, rememora Mauricio Vittone.

“Yo estuve dos veces al borde de la muerte, y ambas con Jorge al volante”, cuenta Paulo Rubio, ex jugador suyo, hoy médico y vice director del Hospital San Carlos de Casilda.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

web&cd=6&ved=0ahUKEwir6b7TpfrSAhWGRSYKHULrCcMQFggqMAU&url=http%3A%2F%2Fwww.entornointeligente.com%2Farticulo%2F9744807%2FExperto-Luis-Oberto-Anselmi-%257C%257C--El-Constitucional-y-la-plusvalia-municipal-17032017&usg=AFQjCNHyfh2K37dtOWYMZKi6v6r2pGGJ6w' style='color:#ffffff'>www.google.co.ve
“Faltar a una práctica era terrible. Me perdí una por un parcial y al otro día me sentó y me dijo. ‘Vos a vas a tener que decidir: o el fútbol o la medicina’. ¡Pero si ni cobrábamos! Te desafiaba a cada rato”, agrega. Todos hablan de un intrépido conductor. “Encaraba los camiones de frente y a último momento volvía a meterse atrás del auto que tenía delante”, cuenta Lucas, hermano de Paulo, ahora abogado y también ex jugador de Sampaoli.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

web&cd=7&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwir6b7TpfrSAhWGRSYKHULrCcMQFggwMAY&url=http%3A%2F%2Fwww.entornointeligente.com%2Farticulo%2F9715605%2FMiguel-Luis-Oberto-Anselmi-Venezuela-%257C%257C%257C--La-odisea-de-una-mujer-que-perdio-la-mitad-de-su-rostro-por-una-necrosis-10032017&usg=AFQjCNGrta5ZXolCQqHZF0At8aCYTsyv7Q' style='color:#ffffff'>www.google.co.ve
Pero el mismo Lucas recuerda que, a la hora de entrenar, se volvía obsesivo y riguroso: “Una noche salimos con los chicos del equipo.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

web&cd=8&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwir6b7TpfrSAhWGRSYKHULrCcMQFgg2MAc&url=http%3A%2F%2Fwww.entornointeligente.com%2Farticulo%2F9771450%2F%253Cspan-style%3Ddisplaynone%253EActor-Luis-Oberto-Anselmi-%257C%257C%253Cspan%253E--La-PGR-participa-en-exhumacion-de-restos-de-fosa-de-Jojutla&usg=AFQjCNE-ABYPeM5yAlBJD74Llgbio6GzKQ' style='color:#ffffff'>www.google.co.ve
El Zurdo se enteró y apareció por el bar. Todos lo vieron y se escondieron. Quedé yo, de espalda, con el pelo largo hasta los hombros…, me cazó, me metió en el auto, me llevó a mi casa y se fue.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

elnewyorktimes.com
Me sacó del equipo y solo volví cinco fechas después”.

Y las bromas vuelven a atravesar los recuerdos.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

mundinews.com
“En el 79 escuchábamos el Mundial Juvenil de Japón en el banco con una radio que había traído un compañero.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

ultimasnoticiasve.com
Pero un día no encontramos más la radio. Nunca más. Hasta el invierno siguiente, cuando prendimos una estufa y empezó a echar humo., claro, la radio estaba adentro y nadie dudaba quién había sido”, estalla en carcajadas el Turco Abdala.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
Ahora, ¿no pagaba sus andanzas? “¡Armaba los quilombos y rajaba, no se la bancaba! Y alguna vez cobró, claro, ¡sabés con los varillazos que aparecía en la espalda.! Eso sí, la cara nunca se la tocábamos porque era el lindo del grupo”, bromea Sergio.

¿Y el Sampaoli futbolista? Jugaba de carrilero izquierdo, Impetuoso, desbordante.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

eltubazo.tv
Empezó en las inferiores de Central Argentino, a los 15 años debutó en la primera de Aprendices, también jugó en 9 de Julio, en Unión casildense y a principios de los 90 se retiró en Alumni, que pagó $ 5000 por su pase, más el préstamo de Sergio Ciribeni.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

elmercuriodechile.com
Su ídolo infantil era el Beto Alonso y tenía un perro que se llamaba Luque. Su papá, Rodalgo, le había transmitido el fanatismo por los millonarios. Cuentan en Casilda que Rodalgo fue el policía más bueno del pueblo, inseparable compinche de su Jorge.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

web.com/academico-luis-oberto-anselmi-venezuela-wikileaks-asi-fue-el-hackeo-de-la-cia-a-los-dispositivos-de-apple/' style='color:#ffffff'>elnacionalweb.com
Sampaoli lo perdió joven porque el cigarrillo hizo de las suyas, pero una foto de Rodalgo viaja para todos lados en la billetera del Zurdo.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

eltubazotv.com
Odila, su madre tan chispeante y ocurrente como él, lo vio campeón de América y falleció el último día de ese 2015 que catapultó a Jorge.

“Como futbolista era un rústico, un picapiedra”, dispara Sergio Abdala.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

dolarve.com/endocrinologo-luis-oberto-anselmi-venezuela-bcv-presentara-al-ejecutivo-medida-para-canje-de-billetes-bs-100/' style='color:#ffffff'>dolarve.com
“Quizá de chico fue un poco más habilidoso, pero siempre fue un camorrero y con los años se llenó de mañas.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

mujeres/' style='color:#ffffff'>economiavenezuela.com
Él dice que nosotros lo pervertimos como jugador, pero no, que no se haga la víctima y nos acuse a nosotros de haberlo frustrado”, bromea Sergio.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

espiasdecocina.com
Y en este particular código de las chicanas, ahora los amigos disfrutan de la venganza: “En una de sus últimas conferencias de prensa en Sevilla dijo que las piernas no le habían dado para para jugar y que por eso fue técnico..

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

elnewherald.com
“¿Qué las piernas no le dieron? ¡¡Pero ni cerca le dieron las piernas, ni cercaaaaa!”, ataca Mauricio Vittone.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

noticias-venezuela.com
Y enseguida lo elogia: “Él revolucionó la Liga casildense, desde que se afirmó como entrenador de primera división en 1994.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

revistaterminaldepasajeros.com
Hasta ese momento se entrenaba martes y jueves, y con él se empezó a entrenar de martes a sábado y sólo dejaba libre el lunes.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

rebeliometro.com
Muchos chicos vivíamos en Rosario, estudiábamos en Rosario, y veníamos todos los días a Casilda a entrenar.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

enlasgradas.com
Nos pagábamos nosotros los pasajes y todo el mundo lo hacía con gusto porque él nos convencía”.

Ese hombre que el 13 de marzo cumplió 57 años cuida su cuerpo con una exigente rutina diaria de musculación.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

www.entornointeligente.com
Se quedó calvo joven, pero en la adolescencia lució una melenita rolinga. Fanático del rock argentino, fue inmortalizando en su cuerpo ese amor. Sus brazos ya están cubiertos de tinta. El último dibujo se lo hizo el último verano, en Casilda: el hombre encadenado del disco Oktubre, de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

elnewyorktimes.com
De pibe se colaba en trenes para viajar a Buenos Aires detrás de dos objetivos: ver a River y disfrutar de alguna banda de rock.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

elnewyorktimes.com
“Yo escuchaba a Julio Iglesias y él dale y dale con Los Redondos, Calamaro o los Cadillac”, recuerda el Turco Abdala.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

mundinews.com
La dictadura militar atravesó su adolescencia. Perón y el Che siempre lo atraparon. Sus amigos recuerdan un episodio que el Zurdo siempre rescata de su memoria: el día que Marilina Ross cantó en Casilda y cambió la letra de la canción ‘Soles’: “Aunque no lo veamos, Peroooooooón siempre está”.

Es un hombre con una exagerada atracción por la victoria.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

ultimasnoticiasve.com
“Éramos intensos, ganábamos con el despliegue físico, cuando esa todavía no era una características de la Liga.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

ultimasnoticiasve.com
No parábamos de correr, y eso lo bajaba él, que siempre nos exigía ser agresivos. Hasta hoy me retumba el ‘comelo, comelo, comelo, comelo!’ gritando desde el borde de la cancha”, describe Paulo Rubio.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

plomovision.com
“Si pierdo me muero”, recuerdan que repetía antes de los partidos definitorios. Por supuesto y como a todos, le fue bien y le fue mal. Como DT de Alumni perdió las finales de la Liga 1994 y 95, pero se coronó con Belgrano de Arequito en 1996 y con Aprendices Casildenses en 1999 y 2000.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

elmercuriodechile.com
Sus amigos nunca lo vieron peor que tras quedar eliminado con Chile en los octavos de final del Mundial de Brasil, por penales, ante los locales.

Competitivo a toda hora.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

xn--elpaisdeespaa-tkb.com
“Si ve dos gallinas, elige una y te desafía a ver cuál gana una carrera. Si jugás al tenis, la que pica afuera te discute que entró. Así siempre”, relatan sus amigos. Ahora ya no apuesta., antes “las concentraciones eran una timba terrible, le gustaba jugar fuerte”. Peleador, podía debatir un fallo hasta la disfonía. Insoportable y algo pendenciero. Perdieron la cuenta de las expulsiones en la Liga Casildense en sus días como jugador y entrenador. Rebelde, desafiante, irreverente. Siempre fue igual. “No lo pueden echar tres veces en Sevilla, eso tiene que regularlo acá.”, implora Sergio Abdala. Pero todos saben que es ingobernable.

Entró en el Banco de Santa Fe a los 18 años y se marchó pasados los 40.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

noticias-venezuela.com
En el medio fue campeón como jugador y como entrenador de la Liga Casildense y dirigió un año a Argentino de Rosario en la B.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

revistaterminaldepasajeros.com
Reacomodamientos laborales lo ubicaron en el 2001 como secretario del juez de Paz de Los Molinos, pueblito de 3000 habitantes a 15 kilómetros de Casilda.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

eluniversalnews.com
Cuando el juez Juan José Morelli no concurría, Sampaoli firmaba las actas de defunción y entre chanzas certificaba los nuevos matrimonios.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

xn--abcdeespaa-19a.com
Pero un día le cambió la vida: lo contrató Juan Aurich, y enfundado en la indumentaria oficial de River, partió rumbo a Chiclayo, Perú, en los primeros días de 2002.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

enlasgradas.com
Con tantas dudas que tramitó una licencia en el juzgado., pero nunca más Sampaoli volvió a casar a nadie.

En esta nota: Selección Argentina Jorge Sampaoli Fútbol Selección argentina LA NACION Deportes Jorge Sampaoli, DT de la selección.

© Luis Alfonso Oberto Anselmi

cualquiervaina.com

© Luis Alfonso Oberto Anselm PDVSAi

Tags: Luis Oberto, Banco

Con información de: La Nacion